Conversemos aquí
Llámanos aquí
Novedades
CONTAMOS CON 42 AÑOS DE TRAYECTORIA EN EL MERCADO COLOMBIANO
REGLAMENTACION EN TRANSPORTE DE ALIMENTOS

REGLAMENTACION EN TRANSPORTE DE ALIMENTOS

Estas normas son fundamentales para proteger la salud pública y asegurar que los alimentos en el mercado cumplan con estándares sanitarios, nutricionales y de etiquetado, la principal entidad encargada de la regulación y control de los alimentos en Colombia es el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA). Este instituto, creado por la Ley 100 de 1993, tiene como misión proteger y promover la salud de los colombianos mediante la vigilancia sanitaria de medicamentos, alimentos, bebidas alcohólicas, cosméticos, entre otros productos.

 

Las normas de alimentos en Colombia están regidas por diversas leyes y decretos, entre los cuales destacan:

  • Ley 9 de 1979 (Código Sanitario Nacional): Establece las bases para la protección de la salud pública, incluyendo la regulación sanitaria de alimentos.

  • Decreto 3075 de 1997: Este decreto reglamenta las condiciones sanitarias que deben cumplir los establecimientos que procesan, almacenan, transportan y expenden alimentos. En particular, establece requisitos específicos para el transporte de alimentos, tales como:

    Higiene del Vehículo: Los vehículos utilizados para el transporte de alimentos deben mantenerse en condiciones higiénicas y deben ser desinfectados periódicamente para evitar la contaminación de los productos.
    Condiciones de Almacenamiento: Los alimentos deben ser transportados en condiciones que eviten su deterioro, contaminaciones cruzadas y alteraciones. Esto incluye el control de temperatura y humedad según el tipo de alimento transportado.
    Separación de Productos: Los alimentos deben estar separados de cualquier otro tipo de carga que pueda causar contaminación.

  • Resolución 2674 de 2013: Define los requisitos sanitarios que deben cumplir los alimentos y bebidas destinados al consumo humano, incluyendo aspectos relacionados con el etiquetado, la publicidad y la información nutricional.

  • Resolución 2505 de 2004: Establece los requisitos sanitarios y de calidad que deben cumplir los productos alimenticios durante su transporte. Entre sus disposiciones se encuentran:
    Equipos de Transporte: Los vehículos deben estar diseñados y equipados de manera que se garantice la protección de los alimentos contra la contaminación y las condiciones ambientales adversas.

    Capacitación del Personal: El personal encargado del transporte debe recibir capacitación adecuada sobre las prácticas de manipulación segura de alimentos.

  • Resolución 2674 de 2013: Define los requisitos sanitarios para la fabricación, procesamiento, almacenamiento y transporte de alimentos y bebidas. Esta resolución es una ampliación y actualización de las normativas previas, y detalla:

    Control de Temperatura: Para productos que requieren refrigeración o congelación, se deben mantener las temperaturas adecuadas durante todo el transporte. Se exige el uso de termómetros calibrados para verificar y registrar las temperaturas.
    Documentación: Los transportistas deben llevar registros detallados de las condiciones de transporte y cualquier incidente que pueda afectar la seguridad de los alimentos.

  • Buenas Prácticas de Manufactura (BPM): Aunque las BPM se aplican principalmente a la producción de alimentos, también incluyen disposiciones relevantes para el transporte, tales como:

    Estandarización de Procesos: Establecer procedimientos estandarizados para la limpieza y desinfección de vehículos, así como para la carga y descarga de alimentos.
    Inspecciones Periódicas: Realizar inspecciones regulares de los vehículos y las condiciones de transporte para asegurar el cumplimiento de las normas sanitarias.

Aspectos Clave de la Regulación

Inocuidad Alimentaria: Los alimentos deben ser seguros para el consumo humano, libres de contaminantes físicos, químicos y biológicos. INVIMA realiza inspecciones periódicas y controla la calidad de los alimentos mediante análisis de laboratorio.
Etiquetado y Publicidad: Las etiquetas de los alimentos deben proporcionar información veraz y suficiente sobre los ingredientes, el valor nutricional, la fecha de vencimiento, y las instrucciones de almacenamiento y uso. Además, la publicidad de los alimentos no debe inducir a error al consumidor.
Buenas Prácticas de Manufactura (BPM): Los establecimientos que producen alimentos deben cumplir con las BPM, que incluyen normas de higiene, control de procesos y capacitación del personal.

 

El cumplimiento de estas normativas es crucial para garantizar la inocuidad de los alimentos durante su transporte. Algunos de los desafíos comunes incluyen la variabilidad en la infraestructura de transporte, especialmente en áreas rurales, y la necesidad de formación continua para el personal. Para enfrentar estos desafíos, se recomienda:

 

Monitoreo y Supervisión: Implementar sistemas de monitoreo en tiempo real para controlar las condiciones de transporte, como la temperatura y la humedad.
Capacitación Constante: Proveer programas de formación y actualización para transportistas y manipuladores de alimentos sobre las mejores prácticas y nuevas regulaciones.
Tecnología y Equipamiento: Invertir en tecnologías avanzadas para la conservación y monitoreo de alimentos durante el transporte, como vehículos refrigerados con sistemas de control de temperatura automatizados.

Para mayor información, visita el siguiente enlace: Guía de inocuidad de alimentos y bebidas para la actividad de transporte.

En Colfibras estamos listos para asesorarte y brindarte un excelente servicio.

Compartir en sus redes sociales

Algunos de nuestros clientes